El cumple de Margarita

Margarita Merklen cumplió años ayer. Dueña de una personalidad exquisita, la hija de Héctor Merklen Budelli, de aportes inigualables en el deporte y en la música, cuenta en facebook,  con la naturalidad propia de los humildes, como ha sido su vida. Una historia que vale la pena compartirla.

Nací en Flores… viví una infancia feliz. Mis padres ambos profesores me enseñaron a compartir la vida. Tenía cinco años cuando nos trasladamos a Durazno. Comencé la escuela en la escuela No. 2. Comencé a estudiar piano a los 5 años, me recibí de profesora y continué con estudios de Perfeccionamiento de piano en Montevideo… comencé allí a dar audiciones de piano y en otras partes invitada. Continué mis estudios de música en Buenos Aires, regresé a Uruguay iniciando mi trabajo en Salto. Allí me casé. Nos trasladamos a Durazno, allí nació mi primera hija y comencé mi trabajo en el Instituto de Formación Docente en 1967. Realizábamos con los alumnos trabajo de investigación de folklore… grabamos a muchos personajes populares de Durazno, las viejas canciones que se iban perdiendo…Iniciamos una audición con ese material llamada La música de nuestro pueblo…

Llegó el año 1972. Comenzó otra vida. En mayo (1972) vinieron a nuestra casa los soldados y se llevaron a mi esposo padre de mis tres hijos. Dos camiones de soldados que rodearon la pequeña casa, entraron por el fondo y se llevaron a mi esposo realizando un allanamiento y dejando el mayor desorden jamás visto, ante los ojos de mis tres hijos pequeños.

Y comenzó la vida difícil… fueron años dedicados a las dos visitas mensuales al Penal de Libertad, con muchos trastornos inimaginables ahora…Llevarles ropa, tabaco, yerba, libros y alguna otra cosa mas… las visitas en el locutorio reja por medio…Una vez por mes íbamos con los niños menores de 14 años) y podían estar en el jardín y en contacto directo con sus padres…Me destituyeron… me inhabilitaron prohibiéndome entonces trabajar en ninguna parte.

Estábamos viviendo en Montevideo en una casa que me prestó una amiga…en Malvín, pero no podía trabajar en nada. Hacíamos dulces caseros y vendíamos. Mis hijos me ayudaban. Me regalaron un piano y la música volvió a acompañarnos… y también los amigos que cantaban con nosotros, como Julio Julián entre otros… Comencé a tocar el piano nuevamente, sobre todo cuando estaba sola… y siempre venía algún amigo a escucharme y conversar.

Comencé a crear la música de poesías de muchos presos políticos recluidos en la cárcel de Libertad y se convirtieron en canciones… las de niños, (dedicadas a sus hijos) y las de testimonio.

A través de los años, en mi contacto con la escuela y sus niños, con los amigos jóvenes, con las maestras de esas escuelas de Durazno que fueron y seguirán siendo importantes en mi vida, la Escuela No. 1 y la No.2 de Durazno realice musicalización de muchísimas poesías para niños.

Amigos comunes en 1976 hacen que Coriúm se entere de esas canciones y me preguntan si quisiera grabar… me ponen en contacto con Jorge Lazaroff que es quien arma, con su talento inigualable y ternura y amor infinito hacia los niños lo que llega a ser El Disco de Pegui. Primer disco para niños en el Uruguay.

Siempre en nuestra casa, viviéramos aquí, en Montevideo, Colonia Valdense, Salto o Panamá han venido a cantar, tocar la guitarra, conversar, los músicos de nuestro pueblo.

Es así que mis hijos se ven jugando y paseando con Aníbal Sampayo en Panamá… con Julio Julián en Montevideo, Luis Igarzával, Julio Julián y tantos otros…

La música me ha ayudado a enfrentar momentos difíciles y a vivir plenamente la alegría.

A través de la creación me ha permitido ser parte de ella, ser ella misma.

Quizás para otro, el tema no sea la música… quizás sea cualquier otra cosa que pueda llegar a amar, a gustarle y a tomar como parte de su ser.

Y podrá entonces sentir lo mismo… que necesitamos, como personas, encontrar algo que podamos dar a los demás y que sea también un motivo de vida… una entrega… que nos una a otros.

Que nos ayude a vivir una vida compartida en alegría y compromiso con la sociedad.

Resumiendo…

Fui formada desde niña como música, académicamente. Para realizar conciertos, componer, dirigir, educar. Pero esa formación cambio su sentido, debido a que me aferre a ella para resistir y para luchar contra las injusticias, fueran donde fueran y para sensibilizar a los niños en medio de una sociedad que pierde valores cada vez más.

He tratado de transmitir eso a muchas generaciones… y lo seguiré haciendo mientras la vida me lo permita. Transmitir que uno puede desde cualquier ámbito o lugar, desde cualquier espacio en nuestro pueblo que se pueden hacer cosas buenas para la gente.

Esa ha sido mi vida…para eso he vivido…

Se nace y se crece..

Se crea y se vive..

A %d blogueros les gusta esto: