En la Escuela de Rolón

Cuenta una leyenda popular que el hombre lobizón es un sonámbulo, séptimo hijo varón de una pareja, que se levanta dormido (aún con aspecto humano) y busca un perro cualquiera. Cuando lo encuentra, da siete vueltas al rededor, hasta transformase en bestia y comienza a morder a las persona.

El inicio de esta información tiene su razón de ser.

En la noche del pasado jueves la Escuela Nº 29 de Rolón, ubicada sobre el Camino de los paraguayos, fue visitada por amigo o amigos de lo ajeno.  La escuela quedó sola tras el normal desarrollo de las clases y dirección junto a padres de alumnos habían estado trabajando en la preparación de una gama de alimentos que estarían presentando este viernes en Villa del Carmen por el “Día del Niño”.

El botín fue precisamente los alimentos. Se los llevaron todos y algún otro objeto de poco valor.

Sorpresa fue cuando esta mañana al abrir la escuela se encontraron que no tenían nada de lo preparado la jornada anterior.

Y en el medio del salón, un perro atado, solitario y sorprendido.

No mordió a nadie así que…

%d bloggers like this: