Tercera en contratación directa

Treinta y Tres, Soriano y Durazno: las intendencias que más usaron la designación directa para contratar personal en 2019.

Se trata del mecanismo más utilizado por los gobiernos departamentales para incorporar nuevos funcionarios.

El informe de los vínculos contractuales del Estado, presentado por la Oficina Nacional de Servicio Civil (ONSC) como anexo a la Rendición de Cuentas de 2019 que el gobierno envió al Parlamento, volvió a desnudar cómo las intendencias continúan priorizando el mecanismo de la designación directa para contratar personal, ya sea como funcionarios públicos o mediante otros tipos de vínculos contractuales.

De hecho, en 2019 la designación directa fue empleada por 28,8% de las altas en los gobiernos departamentales, mientras que en el Poder Ejecutivo, el mecanismo se utilizó apenas 2,5%, y en los organismos del artículo 220 de la Constitución (Poder Judicial, y entes y servicios descentralizados), 3,8%. A nivel de todo el Estado, las designaciones directas significaron 6% de las formas de contrataciones de personal, muy por detrás de las listas de aspirantes (43,3%), los concursos de oposición y méritos (22,7%) o de antecedentes y méritos (17,6%).

De las 19 intendencias del país, la que más ha utilizado este mecanismo en el último año ha sido la de Treinta y Tres. Este gobierno departamental realizó 230 contrataciones mediante designación directa, de las cuales 213 fueron “zafrales y eventuales”.

La segunda intendencia que más implementó esta modalidad de contratación fue la de Soriano, con 225 altas en 2019 por esta vía. También los funcionarios zafrales y eventuales dominaron la nómina, con 159 incorporaciones, pero además hubo 30 designaciones directas para contratos permanentes de funcionarios públicos.

La tercera intendencia que más utilizó el mecanismo fue la de Durazno, con 101 contrataciones directas, todos con “contratos permanentes”, y la cuarta la de Artigas, con 95. En este último caso, 91 de estas incorporaciones fueron en la categoría “zafrales y eventuales”.

 

Cargos de confianza

El informe, elaborado por la ONSC, también observa cómo los cargos de confianza aumentan en las intendencias. Los cargos de confianza suponen 1,14% de los funcionarios públicos en los gobiernos departamentales, mientras que representan apenas 0,22% del total de vínculos contractuales con el Estado.

Las intendencias con más cargos de confianza son las de Maldonado (100), Canelones (71) y Soriano (44). En el caso de la comuna fernandina, el ahora diputado y ex secretario general Diego Echeverría explicaba el año pasado que esos cargos eran los “necesarios para manejar un Maldonado cada vez más grande y complejo”. El actual director de Recursos Humanos de esa Intendencia, Miguel Abella, aseguró que las ocho alcaldías se llevan unos 18 cargos de confianza, mientras que el resto de esos cargos son los que necesita la Intendencia para funcionar. Aseguró que la pasada administración, del Frente Amplio, tenía aún más cargos de confianza; en 2014 esa misma intendencia registraba 79 cargos de ese escalafón.

Vínculos contractuales con el Estado aumentaron 0,65% en 2019

En tanto, el informe de la ONSC informa que los vínculos laborales con el Estado aumentaron 0,65% en 2019 respecto del año anterior. En este último año hubo 301.454 vínculos, mientras que en 2018 había 299.490. Del total de vínculos del año pasado, 96,3% son funcionarios públicos, 38% están presupuestados, 29% son docentes, 10,1% son funcionarios policiales y 8,8% son militares, de carrera o subalternos.

 

%d bloggers like this: