Una labor comprometida

La tarea de los empresarios y comerciantes de Durazno muchas veces resulta quijotesca y pocas valorada en su justa dimensión.

Es que deben enfrentar los avatares de la competitividad, y sobre todo mantener firme la razón de ser del negocio, seguir haciéndole la lucha todos los días, hacer frente a los imprevistos, a los celos pueblerinos,  fortalecer lo que hacen bien, aprovechar las oportunidades y abatir las debilidades, sin olvidar seguir creyendo en algo que los haga participe del cambio.

Sonia Martínez, sin ser duraznense, apostó a Durazno y desde hace 11 años mantiene su Infomar con responsabilidad empresarial, con un amor especial por lo que hace y otro muy significativo por su nuevo terruño al que no vacila en señalar “solo quiero que aceptes mi amor por ti #Durazno como agradecimiento por todo lo que me regalas… Gracias!”

En ella, saludamos a todos los que hacen de la vida comercial de la ciudad y el departamento un medio de vida y especialmente a quienes además, le agregan la impronta personal para regocijo de todos.

%d bloggers like this: