Señalan que el Plan lbirapitá está en riesgo.

En un Comunicado llegado a la redacción de Durazno hoy, relacionado con el Plan Ibirapitá y su futuro, se muestra preocupación en varios aspectos.

En el mismo se señala que desde diciembre del pasado año las autoridades de Centro Ceibal han reducido el equipo en territorio a la mitad. En febrero del presente año, el Plan lbirapitá quedó sin gerencia y coordinación general, lo que ha limitado la capacidad de planificación y desarrollo de estrategias a futuro, algo imprescindible en una política pública.

A estas medidas de reducción se suma que a partir  del 31de julio del presente año. 11 trabajadores que ejercen docencia directa en territorio para la inclusión digital delas personas mayores, serán desvinculados.

Sin nuevas tablets

Otra señal alarmante es que Centro Ceibal no ha comprado nuevas tablets para los beneficiarios ni ha habilitado la adquisición de aplicaciones para ampliar el alcance del Plan. Estas medidas además de perjudicar a los beneficiarios y a la sociedad en su conjunto, resultan incoherentes y poco transparentes, ya que el presupuesto para el funcionamiento del Plan en el año 2020 fue asignado.

La decisión llega en un momento en que el Plan lbirapitá reafirma su compromiso  con la sociedad al ampliar su cobertura a todas las personas mayores de 60 años a través del acceso a talleres y contenidos.  Asimismo, el Plan ha tenido un rol clave de acompañamiento y sostén de redes en el marco dela emergencia sanitaria.

El informe termina señalando que hasta el momento, la Gerencia General no ha tomado ninguna medida al respecto, no ha habilitado un diálogo fluido con los trabajadores y no se pronuncia sobre el futuro del proyecto y la continuidad del Plan.

 

%d bloggers like this: