Una extensa recorrida realizó este jueves un grupo de periodistas duraznenses, especialmente invitados a recorrer las distintas áreas de trabajo de la empresa UPM, de cara a la puesta en funcionamiento en el 2022 de una nueva Planta de Celulosa.

El Plan de soluciones habitacionales que es complementario a la construcción de la Planta, se viene desarrollando en los plazos establecidos, en forma conjunta entre el Ministerio de Viviendas, DINOT, DINAVI, la OPP, UPM y las Intendencias de Durazno y Tacuarembó.

Los Técnicos anfitriones dieron detalles de los 33 bloques habitacionales temporales con una capacidad máxima total de 1.100 camas y que la empresa BAMILIR viene trabajando en la adecuación del terreno.

Las casas temporales serán removidas luego de la construcción del Planta y las mejoras en infraestructura –agua potable, saneamiento y energía eléctrica – quedarán disponibles para el desarrollo de planes de vivienda permanente que puedan establecer tanto el Ministerio como la Intendencia.

En Carlos Reyles

En esta localidad se están instalando soluciones habitacionales para trabajadores y UPM detectó la necesidad de implementar una planta de ósmosis inversa para ampliar la capacidad y mejorar la calidad del agua que abastece a Carlos Reyles.

La puesta en marcha de esta planta permitirá que un pozo de OSE sea utilizado como fuente de agua ruda, la que será tratada para mejor su calidad. Desde dicho tanque tratado, se bombeará el agua potabilizada a los tanques superiores existentes de reserva, de donde se abastece la red de agua de la localidad.

En la Planta

Tras una breve recorrida por las obras de construcción de viviendas temporales en Paso de los Toros y Centenario, llegamos al predio donde se instalará la nueva Planta de Celulosa.

Allí las diferentes empresas contratadas trabajan intensamente en varias áreas, especialmente en la adecuación y nivelación del terreno y en instalaciones subterráneas

Recordemos que la nueva planta estará instalada en el departamento de Durazno, al Sur del Río Negro, 5 kilómetros aguas debajo de la ciudad de Paso de los Toros y Pueblo Centenario.

Tendrá una capacidad anual de producción de 2.1 millones de toneladas de celulosa de eucaliptus de mercado.

En la información brindada in situ, quedó claro el impacto que tendrá en la zona, con 10.000 puestos permanentes en toda la cadena de valor, de los cuales 4.000 son empleos directos de UPM y sus contratistas. La cadena de valor incluye viveros, plantaciones, cosecha, transporte, operaciones industriales y logística de exportación. A todo ello hay que agregar más de 600 proveedores brindando servicios y el desarrollo de toda la región.

 

 

 

%d bloggers like this: