Las recetas no funcionan a menos que utilices tu corazón.

Comenzó en la noche de este viernes el servicio de restaurante en “La Puesta del Sol”.

En su amplio local, Antonia Ferrari fue la de la idea de reiniciar una actividad que conocen a la perfección. Y decimos “conocen” porque Ramón su esposo, Andrea una de sus hijas también hicieron su aporte en esta especie de “bienvenida” que la casa ofreció a los duraznenses y comensales de otros puntos.

Exquisitos platos y muy buena atención.

Será de aquí en más un lugar para comer bien, los viernes y sábados por la noche y los domingos al medio día.

%d bloggers like this: