El amor que se cuida es el que crece y dura para siempre.

Un amor eterno.

Mi marido y yo estuvimos casados durante 46 años.

Cada día de aniversario me mandaba las flores más bonitas y una nota con cinco sencillas palabras: “Mi amor por ti crece”.

Cuatro hijos, 46 ramos y una vida de Amor fue su legado para mí cuando falleció hace dos años. En mi primer día de aniversario sin él, diez meses después de perderlo me quedé sorprendida al recibir un enorme ramo enviado por mi marido. Enfadada y con el corazón roto llamé a la floristería para decirles que había un error.

No señora, no hay ningún error, me respondió la florista. Antes de su muerte, su marido lo dejó preparado para muchos años y nos pidió que le garantizáramos que usted recibiría flores cada día de vuestro aniversario.

Con el corazón encogido, colgué el teléfono y leí la nota del ramo, decía:  “Mi amor por ti es eterno”.❤

 

(Créditos a su Autor).

%d bloggers like this: