No hagas esperar más, a quien te amó como nadie lo hará.

Ella siempre te esperó.

Te esperó impaciente durante el embarazo.

Cuando salías  de la guardería. y cuando regresabas del colegio.

Te esperó en tus tardes de juegos y en tus noches cuando salías con tus amigos.

Te esperaba cuando regresabas del trabajo con un plato caliente en la mesa…

Ahora, ya mayor, te sigue esperando, con la misma ansiedad, con las mismas ganas y con las mismas dudas.

No hagas esperar más, a quien te amó como nadie lo hará.

Tú, si todavía puedes,  si todavía la tienes, visítala,.

No esperes, ve a verla.

Abraza a tu madre, abuela, tía y dale las gracias

 

Extractado del muro de Cabrero Informa.

Leave a Reply

%d bloggers like this: