La música no cura una pandemia, pero alegra el alma.

Hay avidez por espectáculos, pequeños o grandes, de cualquier ritmo y estilo.

La pandemia ha obligado a conformarnos con escuchar música por otras vías que no sea en vivo. Por eso resultó más que agradable la noche del pasado viernes en el Centro Unión.

Organizado por Express Producciones (Jorge Larrosa) junto con el club anfitrión, Noela Areosa y Venancio Odella brindaron un show acústico de alto nivel.

Primero Venancio, acompañado con Rodrigo Suarez en la percusión, interpretó varios temas de su repertorio y luego Noela, con Nacho García en guitarra y chango Pérez en percusión, interpretó los suyos, para finalizar cantando juntos.

Una muy buena propuesta que hace suponer, dado el éxito obtenido, pueda repetirse.

Todos sabemos que una buena canción nos pone los vellos de punta, puede hacernos sentir escalofríos, acelera el corazón y provoca otros cambios fisiológicos propios de la excitación emocional.

Entonces, ya lo sabemos. La música puede ser un excelente aliado en este tiempo estresante.

Utilicémosla a nuestro favor.

 

%d bloggers like this: