Un domingo para disfrutar.

Tras la niebla que se ha venido repitiendo en las mañanas de agosto, el sol apareció a pleno.

El domingo pasó a ser una tarde sumamente agradable y disfrutable.

Por eso el Parque de la Hispanidad mostró una concurrencia extraordinaria, el Bioparque recibió a más de 2.000 personas y las avenidas se llenaron de duraznenses.

%d bloggers like this: