El dueño del mayor diario en la argentina fue un duraznense.

Por Carlos Fariello.

Natalio Botana nació en Sarandí del Yí, el 8 de setiembre de 1888.

Muy joven se mudó a Montevideo donde trabajó en el diario “La Democracia”.

En 1904 participó de la revolución saravista.

En 1913 funda en Buenos Aires el diario “Crítica”, una de las empresas periodísticas más importantes de América.

El diario Critica quedó en los anales como uno de los medios que mejor supo captar el espíritu netamente urbano de la Buenos Aires de los ’20. Sensacionalista, popular, joven y controversial, en sus páginas todavía se pueden recuperar todo tipo de historias de la ciudad y sus habitantes.

Desde un principio, el Crítica estuvo dotado de un estilo sin precedentes para la época, con grandes titulares en la portada y abundantes ilustraciones, así como el uso extenso de la jerga lunfarda. El diario también carecía de editor, el carácter populista del diario fue más que nada influenciado por Salvadora Medina Onrubia, que fuera luego esposa de Botana.

Apoyó y luego criticó el gobierno de Hipólito Yrigoyen y luego el de Juan Domingo Perón, siendo actor principal de la discusión y la polémica política por más de tres décadas.

Botana murió en Jujuy, Argentina, en un accidente automovilístico, el 7 de agosto de 1941.

Crítica salió hasta el año 1962.

Dijo alguna vez su dueño y editor: “Dios me puso sobre vuestra ciudad como un tábano sobre un noble caballo para picarlo y tenerlo despierto”.

%d bloggers like this: