Una noche mágica.

La murga llevo su “hinchada” que se hizo sentir en San Carlos.

Mientras que en Durazno, el Carnaval es ausencia, Don Timoteo realizó una actuación de excelente nivel en su presentación en el Concurso Regional de Murgas cumplido el pasado 19 en la ciudad de San Carlos.

El grupo que dirige José “Pepe” Machado que ensayó responsablemente, con espectáculos varios en vivo en diferentes puntos de la ciudad, se codeó con Murgas de gran categoría, despertando con su actuación, comentarios elogiosos del público superior a las 5.000 personas y el periodismo que efectuó la cobertura.

Machado: “Estamos muy conformes”.

“Es muy difícil explicar las sensaciones que experimentamos con nuestra actuación en San Carlos – señaló a Durazno Hoy, “Pepe” Machado – aunque si afirmar que “Don Timoteo” cumplió una participación muy buena en el Regional, dejando en alto los prestigios de nuestra ciudad. A la gente le encantó el libreto, el canto y la propuesta de la murga. El público en la mitad de la retirada se puso de pie y así nos despidió cuando bajamos del escenario.”

Machado se mostró sorprendido en algunos aspectos por el comportamiento del público, aunque está seguro que este valoró y lo demostró con su risa y aplausos, un repertorio variado, con mucho humor y crítica bien realizada. “Y ni hablar de lo que fue el recibimiento de la gente calorina desde que llegamos” agregó. “La Organización nos planteó un panorama para que nos sintiéramos cómodos, con las instalaciones de un Club a nuestra disposición.”

El director de “Don Timoteo” sintetizó en una frase, lo que fue la experiencia de San Carlos: “Fue una noche mágica”.

Mirando hacia adentro.

Quienes seguimos a través de la emisión en directo de Durazno TV la actuación de la murga duraznense, coincidimos con Machado que nuestra ciudad estuvo muy bien representada. Es más, hemos leído varios comentarios de gente que sabe del tema, que son coincidentes en los elogios.

Y lo logrado, adquiere más valor aún si pensamos que en Durazno el Carnaval no existe en forma oficial, no hay concursos, no hay tablados, no hay desfiles y no es una situación consecuencia de la pandemia, pasa hace tiempo.

El esfuerzo de “Pepe” y sus muchachos debería advertir a quienes ocupan lugares de decisión, que hay material de muy buena categoría y que muchas propuestas más podrían surgir, en la medida que se les convoque con un proyecto organizativo que permita el retorno a un Carnaval que otrora fuera destacadísimo, que llenó de gente las calles, que puso a los vecinos rodeando los tablados o siguiendo a donde fueran a las agrupaciones de cada barrio.

Para ello solo hay que dar un paso: convocar a los que están en la cosa, a los que dominan el tema y con ellos, estructurar un proyecto serio y realizable.

Para que todos nosotros disfrutemos de nuestras agrupaciones con el mismo entusiasmo que lo hicieron hace unos días los carolinos y el 2 de marzo el público melense.

La fiesta carnavalera merece ser disfrutada con calidez y alegría.

“La felicidad del pobre parece la gran ilusión del carnaval, la gente trabaja el año entero por un momento, un sueño para hacer la fantasía de rey, de pirata o jardinero.” – Vinicius de Moraes