Dos educadoras de blanquillo se embarcan en una estación de servicio que brinda servicios digitales

Lorena y Belky dieron un cambio a sus vidas cuando decidieron dedicarse al comercio de cercanía en Blanquillo. Hoy en día son las referentes de la zona y el punto de conexión con los servicios digitales. Ellas fueron las primeras del lugar y el éxito que tuvieron fue lo que motivó a otros locales a incorporar POS.

La vocación de servir y ayudar siempre intacta. Lorena Santana y Belky Adolfo fueron educadoras toda su vida. Por más de una década y media actuaron de esta forma hasta que hace tres años escogieron probar con algo distinto y emprender. Apostar a algo nuevo nunca es fácil pero decidieron tirarse al agua y embarcarse en el comercio de cercanía en el mercado de la estación de servicio de Blanquillo, Durazno.

Si bien “Las cuatro abuelas de Blanquillo” -el nombre del negocio- daba sus números, tenía un limitante importante: no contaba con servicio tecnológico. Lorena y Belky percibían esto pero, pese a manejar varias opciones, no lograban encontrar lo que necesitaban. Fue allí que la empresa de servicios digitales Resonance apareció en el mapa.

“Al año de haber arrancado en el negocio informaron que había un agente que estaba buscando un comercio que fuera punto referencia en la zona. Nos pareció buena la propuesta porque no había ningún sistema similar, la gente quería un cajero y el más cercano que había estaba a 35 km”, explica Belky.

Según ambas, el POS, que no existía antes en Blanquillo, fue lo que produjo cambios importantes en la localidad. “Cambió mucho el tener un POS: trajo clientes, la gente saca dinero pero también compra y por cada transacción ganamos algo. Es una buena experiencia para nosotros y creo que para la localidad también”, afirma Adolfo.

La falta de cobertura de servicios financieros que existían en Blanquillo y que también ocurrían en otras localidades fueron percibidas por Resonance que decidió hacer una iniciativa que ofreciera una solución a este problema.

“Los POS son una herramienta que ofrece un servicio íntegro”, explica con satisfacción Paul Beare, el director de Resonance. Las corresponsalías financieras ayudan a las poblaciones ya que reducen el uso de efectivo, aumentan la seguridad y evita que los locales realicen traslados de larga distancia. Así como Belky y Lorena, ya son más de 3000 los comercios de cercanía que cuentan con la posibilidad de hacer pagos digitales gracias al proyecto que llevaron a cabo Resonance junto a BID Lab (Grupo BID) en el interior del país. “Los POS están generando un impacto interesante”, concluye Beare.