Es lo que hay.

La renuncia en pleno de todo el Cuerpo de Neutrales de la Liga de Fútbol infantil, ha tenido diversas repercusiones, a distintos niveles.

Leyendo las redes sociales cualquiera puede observar que hay coincidencia en lamentar el alejamiento de los dirigentes que le integraron en los últimos años.

Es que, además que cada vez resulta más difícil encontrar personas que puedan dedicar tiempo fuera del entorno familiar, es indudable que este grupo de duraznenses que se aleja, trabajó con mucha responsabilidad, fundamentalmente, conscientes de que lo hacían en beneficio de una actividad formativa.

Claro, para quienes vienen de un fútbol competitivo, lo vicios y exigencias que aquel tiene, son difíciles de apartar de algo a lo cual están acostumbrados y ponen énfasis cada vez que la oportunidad se presenta, en lo deportivo, en los resultados del placard y la tabla y no en la etapa de formación que necesariamente un niño debe tener y que está en la esencia misma del Baby.

Mientras la gran mayoría seguramente acordaremos que debe ser una actividad formativa y educativa, la realidad nos demuestra, que para algunos los niños en el deporte son utilizados buscando rendimiento y resultados.

La cultura de la victoria en el deporte infantil, está causando mucho daño, no solo a los niños, sino también en los clubes, condicionando negativamente la formación de sus talentos. Y lo más triste es que muchos de sus dirigentes lo saben y dejan hacer.

En charlas y consultas que hemos tenido en estos días posteriores al anuncio que amerita esta opinión, hemos escuchado muchas voces y todas apuntan a quien o quienes no valoran el esfuerzo de otros pensando en el beneficio propio y de su entorno inmediato.

Para finalizar, me permito reproducir lo que el querido Prof. Mauricio Aguirre, una de los dirigentes renunciantes señaló en las redes: “Bueno compañeros y delegados: un tema No menor es el tema de que todos los clubes tengan que tener fútbol femenino, no discriminar al sexo femenino. Nos vamos con 1 – el club artigas está nuevamente en la liga; 2 – Peñarol tiene fútbol infantil; 3 – logramos ser sede de club Sub 2010 con Wanderers dejándonos una gran enseñanza para todos. Yo tengo que agradecer por todo lo que aprendí y a todos los delegados que se turnaron para llevarme a la reunión.  Pero esto es la vida de los dirigentes: cuando se quiere hacer muchas actividades y no tienes eco es que tu energía no es la misma qué otros. Yo les agradezco de corazón al dejar el camino, de seguir atendiendo cómo un eterno aprendiz”.