“Levanta a una mujer y ella ayudará a levantar a otra “

En la frase del título se inspiró a Carolina Álvarez para dar forma a la comunidad que creó: Cosa de Mujeres (CDM).

La misma nuclea a emprendedoras y profesionales y trabaja para impulsar el crecimiento y desarrollo personal de la mujer uruguaya.

La comunidad lanzó, en el mes de abril, la primer Escuela para Emprendedoras del país dónde ofrecen 8 cursos on line con seguimiento personalizado que brindan las herramientas necesarias para que las emprendedoras puedan gestionar sus negocios utilizando las nuevas tecnologías para ampliar su red de contactos. Además, se encuentran prontas para lanzar un nuevo canal de ventas para las emprendedoras, una tienda on line, a través de la página web de la comunidad que recibe alrededor de 500 visitas diarias.

Cuentan además con un grupo de soporte que funciona vía zoom cada 15 días para conectar y aprender sobre temas de liderazgo.

CDM nuclea actualmente a 97 mujeres emprendedoras distribuidas en los departamentos de Durazno, Flores, Tacuarembó y Montevideo.

Carolina es la CEO de la comunidad y ella personalmente entrevista a cada emprendedora que quiere sumarse a la misma.

Cumpliendo 2 años.

Si bien integrar la comunidad es gratis, en breve lanzarán un club privado dentro de la misma para ofrecer beneficios exclusivos para aquellas emprendedoras que se sientan comprometidas con su desarrollo y crecimiento personal.

Cosa de Mujeres cuenta con el apoyo de empresas aliadas Surplus Internacional, Nuva Consultores, Soluciones Digitales y ABC Empresario y la colaboración de profesionales que brindan su conocimiento para apoyar a las emprendedoras.

El sábado 21 de mayo la comunidad cumple 2 años de trabajo y lo celebra con su primer encuentro de Networking en Montevideo.

Se desarrollarán charlas, presentación de emprendedoras y sorpresas para todas. Para participar y reservar su cupo el contacto es a través del Celular 098 605 250.

Más info en www.cosademujeres.uy

Cosa de Mujeres es un proyecto que nace en el corazón de una duraznense y busca expandirse a todo el Uruguay porque todo lo bueno siempre nace, primero, en el corazón.